Un Poco de historia de la comarca "La Serranía"

Con anterioridad a la ocupación romana es difícil reconocer una organización territorial del espacio. Es posible distinguir un tipo de ordenación a partir de la civilización ibérica, la cual comienza a ser sedentaria. La organización se basaba en una serie de ciudades. Dos tribus ibéricas ocupaban las tierras de La Serranía. Una era la de los Edetanos cuya ciudad se situaba junto a la actual Llíria en el cerro de San Miguel. Sin embargo, la mayor parte de la comarca se integraba en el territorio de los Olcades cuyo centro fue Kevin, en el poblado de los Villares, en el término valenciano de Caudete de las Fuentes.

Tras la conquista romana las tierras valencianas se dividieron entre dos conventus: El Tarraconenses y el Carthaginensis, las tierras de la Serranía quedaron inscritas en el Tarraconenses. Algunos municipios tuvieron su origen en ésta época como Altopontis (actual Alpuente), Chelva, etc.

El territorio estaba vertebrado por caminos que enlazaban las principales poblaciones y áreas de explotación de recursos mineros y agrícolas. Existía un itinerario que desde Valencia y Edeta discurría por Villar del Arzobispo y Chelva hacia las minas de hierro de Sinarcas y la Serranía de Cuenca. De este periodo se conservan los acueductos de Peña Cortá (Calles), ruina de villas rústicas y vestigios de centuriatio , (afincamiento de soldados veteranos sobre un terreno agrícola). A partir del siglo VIII tuvo lugar un nuevo modo de organización territorial, con el dominio musulmán. Después del califato Alpuente fue durante unos años (1031-1094), una de las cuatro capitales de reinos de taifa (la de menor relevancia entre ellas). Con la invasión almohade la Serranía volvió a depender de la ciudad de Valencia.

Tras la conquista cristiana se fijaron los límites del reino de Valencia, situándose los límites de la actual Serranía en la frontera con los reinos de Aragón y Castilla. Entre 1262 y 1271, la presión por parte del Concejo de Teruel motivó que diversas villas y lugares del reino, como Albentosa, Manzanera, Torrijas, Abejuela y Arcos de las Salinas fueran cedidas por Jaume I al Reino de Aragón, estableciéndose la frontera en su actual configuración con la salvedad de una parte de Abejuela. En el siglo XV se sucedieron las guerras y conflictos fronterizos entre Aragón y Castilla. Los castillos alpontinos de Alpuente y El Poyo tuvieron un papel decisivo. En el siglo XVIII, Andilla tuvo que ceder en 1732 al lugar de Abejuela (Teruel) la aldea de La Cervera. Los límites de La Serranía con los reinos vecinos presentan un origen medieval y justifica su adaptación a accidentes geográficos como son las sierras del Sabinar, La Ceja, Negrete, Juan Navarro o la fosa del Turia.
El triunfo del bando en la Guerra de Sucesión (1704-1707) originó una profunda reforma administrativa del territorio. Toda la comarca formaba parte de la gobernación de Valencia, aunque hubo planteamientos de crear una gobernación cuya sede fuera Alpuente.

La división provincial estatal definitiva fue obra de la revolución liberal tras las Cortes de Cádiz (1812), lo que supuso la disolución de los antiguos señoríos. La Serranía quedó inscrita en la nueva Provincia de Valencia. Tuvo importancia estratégica durante las dos primeras guerras carlistas (1836 y 1862). También sufrió los avatares de la guerra civil, pues a pesar de ser zona de retaguardia en algunos municipios se establecieron cruentas batallas como la del Frente de Andilla (1938-39) lo que supuso la destrucción del casco urbano y el fin de la contienda, con la entrada de las tropas franquistas en Valencia.

En cuanto a la división eclesiástica la Diócesis de Valencia se creó en 1239 y abarca siete parroquias: Pedralba, Bugarra, Gestalgar, Sot de Chera, Chulilla, Losa del Obispo y Villar del Arzobispo. En 1957, tras la firma del Concordato entre España y la Santa Sede, las parroquias de la Serranía históricamente adscritas a la Diócesis de Segorbe (arcipretazgo de Alpuente y Chelva) se adscribieron a la de Valencia. La Administración del Estado, la división forestal del territorio valenciano agrupa a toda La Serranía y el Rincón de Ademuz en la Primera Demarcación Forestal. Se integra junto con el Rincón de Ademuz en una entidad mayor dependiente de Llíria al Área de Salud nº 5 de la Consellería de Sanitat o la Administración de Hacienda de dicha ciudad.

La Serranía mira hacia el futuro con un extenso, rico y variado territorio, sabiendo conjugar pasado (mostrado en sus numerosos monumentos) con el futuro. Actualmente, se ha hecho realidad la prolongación de la autovía CV-35 hasta Losa del Obispo (2007), adquiriendo un merecido protagonismo en la provincia de Valencia.

 

Formulario de búsqueda

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31